José María Martín roza el triunfo en Cantabria; ataques y presencia en Zamora

La Vuelta a Zamora élite y sub 23 y el Circuito Cántabro júnior han concentrado el interés del ciclismo base nacional durante esta segunda semana de julio. Retos importantes a los que no faltó Valverde Team-Terra Fecundis, inmerso en un cargado calendario de competiciones durante todo este verano.

Los mayores se midieron de nuevo a los mejores conjuntos del país en una de las pruebas más completas y exigentes del calendario. Una crono por equipos de más de 20 kilómetros abría la carrera el pasado martes. El cuadro murciano cobró relevancia en la segunda jornada, filtrando a Diego Sánchez en una de las escapadas del día y logrando un valioso cuarto lugar en meta gracias a Mario Carrasco.

El jueves fue Miguel Ángel Ballesteros el que lo probaba en una fuga numerosa con muchos de los candidatos al triunfo en la general. La escapada se fue seleccionando en los últimos kilómetros, hasta que un grupito de cinco, con Ballesteros, encaró la pancarta de 10 a meta. Las dudas y el empuje por atrás volcaron la situación, dando la victoria a Iván Moreno (Lizarte) y el noveno puesto para el ciclista de Alcantarilla.

El bloque murciano sobrevivió a la durísima jornada reina del viernes, con final en As Hedradas, donde David Espejo y Antonio Iniesta fueron los mejor clasificados en el tramo final; mientras que la llegada a Zamora de este sábado sirvió para Sergio Jiménez (Extremadura) burlara al pelotón rematando una fuga y el valenciano Iván Moreno confirmara su triunfo en la general.

Fantástica imagen para concluir Circuito Cántabro

Pocos desafíos más exigentes para los júnior que los dos días de Circuito Cántabro. En poco más de 24 horas, tres duras etapas con recorridos de montaña y rivales de mucha entidad, destacando los ciclistas colombianos del Bathco y del conjunto Ingeniería de Vías.

Guillem Fuentes concluía en el reducido grupo principal la jornada inaugural, con victoria para el irlandés Will Ryan. No fue tan bien en la cronoescalada a El Churi de esa misma tarde. Sólo José María Martín se acercaba a los tiempos de los mejores en un trazado dominado por los sudamericanos: victoria del brasileño Marcos Nascimento da Matta, con cuatro colombianos a continuación.

Ni el sevillano ni el resto de los Valverde Team-Terra Fecundis se iban a rendir. La etapa reina del sábado incluía tres pasos por El Churi, puerto que volvía a decidir el desenlace de la carrera. Martín, Fuentes y Manu Romero superaban la parte más dura en cabeza, después de que Chipolini, Camacho, Salas y Cano completaran un fenomenal trabajo.

José María peleó durante toda la jornada más dura de este Circuito Cántabro, resistiendo hasta el final junto a Guillem Fuentes. A pesar de buscar con ahínco las metas volantes -segundo- y de filtrarse en multitud de escapadas, aún conservaba fuerzas para pelear por el triunfo en el sprint final, concluyendo segundo, por apenas unos milímetros, por detrás de Sergio Gutiérrez.

Guillem acababa quinto en la general de primer año y el grupo, sexto en la clasificación por equipos.

Antonio Iniesta: "Nos marchamos muy contentos por la actitud y la imagen de todo el equipo. Han trabajado muy bien durante la etapa más dura de la carrera, con mención especial para José María. Se ha metido en cada corte, ha peleado por las metas volantes y al final se ha quedado muy cerca de la victoria. Si hubiese guardado un poco más habría tenido muchas opciones de ganar, pero no hay que lamentarse. Hemos dado en el larguero. Con esta forma de correr, llegará pronto una victoria importante".

Los comentarios están cerrados.