Podios que ratifican buenas temporadas

La tradicional, aunque recuperada, Escalada a la Cresta del Gallo cerraba este domingo un buen tramo de competiciones cerca de casa para júniors y cadetes. Una carera de tan sólo 10 kilómetros, explosiva desde su salida en Algezares, con paso por La Fuensanta y final en una dura rampa que suele decidir el vencedor de cada categoría.

Los júniors buscaban un resultado que afianzase la buena imagen ofrecida en las últimas pruebas y lo encontraron gracias al empeño del lorquino Álex Navarro. El corredor más regular de esta temporada peleó por el triunfo hasta los metros finales, donde no pudo seguir la rueda del ciezano Iván Oliver (Polartec). Alejandro llegó a meta en segundo lugar, sumando su vigésimo cuarto Top 10 de 2018, cifra que pone de manifiesto el año tan consistente del ciclista de Valverde Team - Terra Fecundis.

En lo que respecta a los cadetes, los chicos de Domingo Segado no pudieron repetir la fenomenal actuación del día anterior en el Trofeo Ribarroja, donde Juan Marín se impuso en la clasificación de las metas volantes de la selectiva prueba valenciana y concluyó en tercer lugar de la general , después de buscar el triunfo con un ataque en solitario en las primeras vueltas. Las rampas de la Cresta del Gallo no se dieron tan bien a nuestros muchachos que, no obstante, lucharon para mantener el maillot amarillo de la general de la Copa MurciaCiclismo sobre los hombros del propio Juan Marín y el azul de las metas volantes en los de José Ángel Camacho.

Los comentarios están cerrados.