Un Besaya de luces y sombras

Los cuatro días de Vuelta al Besaya arrojan un balance con momentos brillantes y otros no tan satisfactorios para Valverde Team-Terra Fecundis. Como siempre ocurre en esta gran prueba del pelotón júnior, una lección acelerada de ciclismo ante los mejores corredores del país, en donde cualquier error se paga mucho más caro que en otras carreras.

La formación murciana pudo conseguir dos de sus principales objetivos en Cantabria de mediar un poco más de suerte. Alberto Pérez se iba fuera de carrera con la general de las metas volantes casi atada; mientras que José María Martín perdía los sprints especiales por un despiste en la jornada final, al permitir marchar escapado a su principal rival en esta clasificación. Hasta ese punto, el equipo trabajó a la perfección la aproximación y el asalto a cada una de estos pasos intermedios.

Sin embargo, la nota más negativa llegaba este domingo con el abandono por caída de Guillem Fuentes. El alicantino, hasta entonces entre los doce mejores de la general, había mostrado un fenomenal golpe de pedal en los puntos clave de la carrera. Guillem se iba al suelo en la bajada de Collado de Cieza, con cortes y rasguños en brazo y gemelo izquierdo, ninguno grave pero sí de suficiente profundidad para recibir puntos de sutura. También dejaba la carrera por otra caída Juan Marín, aunque sin necesidad de atención médica.

Antonio Iniesta (director deportivo): "Hemos dado la cara durante todas las etapas y hemos ofrecido una imagen al nivel de lo que exige esta carrera. La pena es que hayamos perdido dos maillots por los que hemos trabajado durante estos cuatro días, cada uno por diferentes motivos. Guillem tenía el Top 10 de la general a su alcance pero esa caída le ha impedido acabar la etapa. Lo importante ahora es que se recupere lo mejor posible y que pueda volver a trabajar, ya que se encuentra en un buen momento. Vienen vueltas importantes como Pamplona y Circuito Cántabro y el equipo continúa creciendo carrera a carrera".

Los cadetes dominan en Jumilla

No resulta sencillo conseguir las victorias cuando los demás te señalan como el principal favorito. Por ello, los cadetes debían trabajar muy duro para cumplir los pronósticos en Jumilla, en una carrera valedera para la Copa de Murcia de la categoría.

Un buen trabajador como César Pérez se hacía con el triunfo por delante de dos de los corredores más laureados esta temporada en Valverde Team-Terra Fecundis: Juan Pedro Lozano y Raúl Caballero. Un pleno en el podio completado con el primer puesto por equipos.

Los comentarios están cerrados.